Llegan las navidades, y como todos los años las comidas y cenas navideñas se suceden casi día tras día. Se cometen por tanto excesos que pasan factura a la vuelta de año nuevo.

¿Qué tengo que hacer para que este periodo me afecte lo menos posible? Hay que tener fuerza de voluntad para no olvidarnos del deporte. Ya que la dieta es muy difícil de mantener, se debe apoyar la salud del cuerpo humano en el ejercicio constante.

Para contrarrestar las fiestas navideñas se puede usar lo que se llama una “negociación”. Ejemplo: Si voy a ir a una comida de navidad sin hora de fin, debo hacer antes una buena sesión de entrenamiento que cubra tanto la parte anaeróbica como la aeróbica. De esta manera, el exceso consumido en la comida se amortiguará con el ejercicio físico.

En cualquier caso, hay que recordar que no hay secretos. Lo más recomendable es comer moderadamente, cometiendo los menos excesos posibles y manteniendo nuestro plan de ejercicio semanal.

Related posts:

  1. Cómo mantenerse en forma de manera saludable